sábado, 18 de septiembre de 2010

El sábado 18 de septiembre, presentación de la novela

eclipseEl próximo sábado 18 de septiembre, a las 20h, el escritor Alexander Zárate presentará en el Entrelíneas Librebar su última novela 'El último eclipse' (Entrelíneas Editores, 2010).


Sipnosis de 'El último eclipse':


En el Madrid de 1898, en plenas Navidades,Oscar y Hiara, dos jóvenes de diecisiete años, vivirán una aventura repleta de fabulosas peripecias, cuando investiguen el robo, en elMuseo arqueológico, de un objeto precioso maya, el Ojo de piedra. Una figura que, según la leyenda, aseguraba el poder de los reyes, ya que con él podían invocar a un dios terrible mitad jaguar mitad alacrán, BALAMZINAN, para destruir a sus enemigos. Cuando un profesor del colegio en el que Oscar, joven hijo de militar, inconformista e imaginativo, está interno sea asesinado brutalmente mediante rituales mayas, y al ver que la policía achaca el crimen a los anarquistas, Oscar se decide a realizar las pesquisas para descubrir si este crimen tiene que ver con el robo del Ojo de piedra. La sucesión de acontecimientos estará definida por el misterio, la incógnita y lo fantástico. Oscar y Hiara se verán envueltos en continuas situaciones de peligro en las que su vida se verá amenazada (en sanatorios psiquiátricos, almacenes de dirigibles, cementerios, calles brumosas, mansiones con pasadizos...). ¿Por qué? ¿Y qué tienen en común los asesinados? En esta aventura nadie es lo que parece. El disfraz, las equívocas apariencias, las falsas identidades y el engaño son partes de un laberinto que debe recorrerse para llegar a revelar la verdad oculta ¿Es posible que sepueda realizar la invocación a un dios terrible? Además cobran relevancia las primeras exhibiciones cinematográficas, los rodajes de propaganda política, la magia de Houdini, los autómatas.


Fragmento de 'El último eclipse':


'Hay momentos en que todo se queda en blanco. Como si no hubiera ruido alguno. Me escondo. Huyo. Me siento como el naúfrago que llega a la orilla de la Isla del Doctor Moureau, y ya sabe lo que le espera. Como el que avista esa extraña nave en la campiña, en La guerra de los mundos, y es abrasado por un rayo que surge de ella. O como si con la máquina del tiempo hubiera llegado a un tiempo desconocido donde el sonido está ausente y las figuras borrosas.
Y pienso en Sherlock Holmes, con su mente poniendo orden en el caos del mundo. Una mente analítica que no deja resquicio para el azar. Todas las piezas del puzzle están en su sitio. Y como él, me entrego a mi violín, esperando que la música me secuestre y me haga olvidar ese boquete que se abre en mi corazón. Pero veo la foto de mi madre, y la música se desvanece. Necesito huir, necesito estar lejos.'

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada